domingo, 26 de febrero de 2012

Un ejército mejor que dos

Después de llegar a casa de mi viaje a Salamanca, se me ha ocurrido contar un poco la experiencia que he tenido con el hobby. Me fui a visitar a un amigo y empezamos a charlar, cómo no, de Warhammer y del hobby en general.

Le comenté que vista la edición de Warhammer Fantasy, tengo la intención de vender mi ejército de Altos elfos, para centrarme en los Hombres bestia, porque desde luego con la cantidad de cosas que me tenía que comprar tenía que sacrificar uno para poder mantener el otro  ejército en condiciones.

Curiosamente coincidimos en que esto es algo habitual en este hobby con cada cambio de edición. , Es algo que está pasando con muchos veteranos del juego, que durante años han coleccionado miniaturas y que debido principalmente a la famosa crisis deber de desistir de uno o varios ejércitos para poder seguir jugando cómodamente en la nueva edición de Warhammer Fantasy.

El principal problema radica no sólo en las nuevas unidades, sino en la estrategia de mercado de la Workshop, que impide empezar un ejército, y mucho menos, mantenerlo a largo plazo. 

En primer lugar, cada vez en las cajas van menos miniaturas, y por supuesto, necesitas cientos de ellas para poder jugar y ser mínimamente competitivo.

Esto significa que si  de 4ª edición hasta la 7ª edición con una unidad de 20 miniaturas ya tenías una unidad digamos, importante,( y ya con unidades de 24 o 28 ya era algo increiblemente duro), ahora te hacen falta unidades de  40 minis. 

Esto, unido a la proliferación de mostrencos abisales a 50 eurazos la caja y que son la créme de la créme para reventar sin piedad al oponente ha hecho que ejércitos grandes de otras ediciones se queden en nada, con muchas unidades inservibles, como ejércitos basados en caballería, por lo que el jugador necesita duplicar su ejército para poder jugar con un mínimo de garantías de victoria.

Esto que parece una barbaridad no es más que una consecuencia lógica de las reglas de Warhammer Fantasy de la edición en vigor: las hordas petan lo suyo y con unidades pequeñas no hacemos nada. De otro modo, ahora hay muchos monstruos y bichos enormes conlos que forrar tu campo de batalla.

Esto no sería un problema si en una caja cualquiera te vinieran 40 miniaturas a un precio digamos, asequible. La realidad es que hoy por hoy con una caja de regimiento no te llega ni siquiera para una unidad de 20 miniaturas, (normalmente 16, aunque algunas cajas de las nuevas ya van sólo 10 miniaturas, al precio de antes, claro) y lo más hilarante es que mientras que tienes que tener 5 miniaturas de frontal, todavía en algunas cajas vienen las unidades en la foto con frontal de 4. 

Esto, unido al alto coste de cada caja hace virtualmente muy difícil empezar desde cero y hacerse un ejército jugable tan sólo a 1000 puntos. No conozco a nadie que use unidades básicas de 10 miniaturas, y desde luego, tampoco iría muy lejos.

Las cajas de regimientos no dan para mucho: no dejan de ser una amalgama pobre de unidades básicas sin completar, por lo que tampoco avanzamos por este frente si pensamos empezar el ejército con un batallón, un par de cajas más y un héroe o dos. Al final nos quedamos cojos y con muchas miniaturas que no te sirven de mucho, y lo peor, tenemos que conformarnos con probar el juego "a medias", ya que para tener un ejército digno de 2.500 puntos, que es más o menos el "estándar" para jugar en esta edición, hemos gastado un dineral ( de 300 a 400 euros mínimo) en nuestro ejército.

También con las Finecast nos la han metido doblada. Miniaturas de resina a precio de metal, con más defectos, más rebabas ¡y al mismo precio!.

No me extraña que hayan descendido las ventas de miniaturas de Games Workshop en toda españa. He oído comentar por ahí que las ventas han descendido hasta el 40%, son datos que no puedo confirmar obviamente, pero que seguro no se alejan de la realidad.

Esto se debe, a mi parecer, a que es virtualmente imposible que empiece gente nueva por el coste de las miniaturas, que raya niveles insostenibles (yo si tuviera ahora 14-15 años con mi paga semanal no podría empezar a jugar, por ejemplo) y porque se ha perdido el norte respecto a los productos ofertados y el uso que se les da.

Otro problema al que se enfrenta la Workshop es el mercado de segunda mano: comprar un ejército por menos de lo que cuesta en tienda no son ingresos para la Workshop. Ese dinero no  pasa por sus manos, sino que ya han perdido unos ingresos que hubieran obtenido de no estar las cosas como están. Un jugador que abandona un ejército es un cliente perdido, aunque sea parcialmente, porque se autolimita a adquirir productos de una gama de la empresa.

Ambos coincidimos en que la única solución para pasar este bache es un cambio radical en la política de empaquetado y fabricación. Personalmente aunque el multicomponente tiene su gracia yo, para jugar, quiero miniaturas, aunque sean todas iguales o tenga cuatro modelos, y algunas piezas para el paladín, músico o portaestandarte extras.

Exprimir a los veteranos no es rentable, porque al final, como todos, si queremos jugar nos vemos obligados a elegir entre una gama de las varias que tenemos, y deshacernos del resto para seguir jugando con garantías.  Esto es un hobby, pero como todo hobby tiene un límite, y es que para tener un ejército digno necesitas invertir sobre unos 500 euros en material periódicamente, y como tal hobby, al final es mucho dinero como para ir renovando periódicamente los ejércitos.

Cuando empecé a jugar, me acuerdo que me compraba cajas de guerreros del caos unipose por 900 pesetas ( unos 3 euros) e iban 6 guerreros del Caos. La de hombres bestia llevaba 8, y algunas como las de elfos oscuros llevaban 10 miniaturas,si no me equivoco.  Esto significaba que con tres cajas y un grupo de mando (que eran blísters de 4 miniaturas), tenías una unidad completa con su paladín, portaestandarte, músico, etc. Poco a poco podías ir haciéndote el ejército y jugar. Y si preferías miniaturas de metal, te comprabas cada semana un blíster hasta tener tu unidad bonita y lista para jugar.

Las primeras cajas multicomponentes de guerreros del caos creo que costaban 1.500 pesetas y venían 16 guerreros multicomponente. Esto mas un grupo de mando de metal, y tenías una unidad de puta madre para toda la vida. Al cambio en euros serían unos 10 eurazos. Cualquiera podía salir un finde, tomarse unas birras y comprarse una caja semanal, o cada dos, y tener un ejército decente en cuestión de 4-5 meses y variado.


Ahora por 20 euros tengo 10 gors. Qué chachi. Tengo que gastarme 40 Euros para tener una unidad de 20, y 80 euros para tener 40, y eso que es una unidad básica. Si pasas a unidades especiales todo sube una barbaridad, porque 10 minis a 30 euros por caja, son 120 euros si quieres tener 40. El multicomponente de las últimas cajas es de risa ( no se para que quiero 10 brazos izquierdos 1 derecho, un estandarte  y 1 o 2 cabezas de sobra, la verdad).

Respecto a Finecast, he de decir que no me parece mal el cambio, pasé por el plomo al metal blanco, y ahora a Finecast, lo que me parece mal es que las miniaturas de finecast que he visto tienen más defectos en general que las minis de metal, y cuestan lo mismo, y aunque son resina especial, la pintura no se comporta igual que con el metal. Por lo tanto sigo pensando que es un gran FAIL de la workshop.


En fin, no quiero que penséis que me gusta criticar a la Workshop y que esto es una diatriba incendiaria fruto del resentimiento, pero desde luego creo que la workshop debería de volver a los orígenes y hacer asequible el hobby para que haya gente nueva y que siga consumiendo sus productos, cosa que me parece más difícil conforme pasa el tiempo. Si esto sigue así ¿cuánto tiempo tiene que pasar hasta que la workshop pete?

Cada vez veo más marcas, más juegos que están llevándose a su terreno a jugadores fans de los juegos de estrategia, y no sólo el KoW, o FoW, sino otros juegos de similar temática tienen una mejor relación calidad-precio, y que sólo hay que pasearse por las tiendas y ver los estantes para darse cuenta de que laa oferta de juegos alternativos y miniaturas crece y cada una es una piedra en el zapato de la Workshop. 

En fin, ahí queda eso.









13 comentarios:

  1. Me ha gustado tu post. Yo actualmente he tenido que sacrificar mis orkos de 40K para centrarme en mis ángeles sangrientos. Bueno. No me enrollo mas que así tengo tema para un articulo (xD xD xD).

    ResponderEliminar
  2. Y yo hace poco vendí mis necrones... pero no los he reinvertido en minis. Compre unas estanterias y me fui a comer con los crios por ahi... Anda y que les zurzan :-)

    ResponderEliminar
  3. ya sabes lo que hay Carl, yo tendría también que deshacerme de algún ejército de 40k, pero no me decido. Y comprarme la pedalera que quiero para mi guitarra XD

    ResponderEliminar
  4. Jajajaja.
    De hecho voy desaciendome de cosas de GW poco a poco porque necesito espacio en casa. Cada vez ocupan más los niños y aunque me gustaría reinvertir lo vendido en otras cosas de hobby prefiero dejarlo pasar.
    Aunque no voy a mentir, siempre me guardo unos 20 o 30 eurillos para ir pillando cosas de KoW que dan mucho más de si.

    ResponderEliminar
  5. Has puesto el dedo en la llaga.

    Siempre he pensado que para GW sería mucho más interesante tener unos precios razonables y tener más gente jugando y más gente comprando más ejércitos.
    Hoy por hoy solo puedes mantener uno. Puede que después de comprar lo que "necesitas" te sobre dinero del presupuesto friki, pero ese dinero no te alcanzará para empezar a coleccionar otro ejército, así que ese dinero NO va a GW.
    Si los precios fuesen más sensatos la gente gastaría más dinero (¡y con más felicidad!) en ellos. En fin, ellos sabrán hasta cuando pueden mantener este ritmo (de precios crecientes y calidad y cantidad menguante) y seguir basando sus cuentas anuales en los royalties de los videojuegos.


    Y sí, a la larga da más alegría vender para meterse en otros juegos que den más satisfacciones y, en general, olvidarse de los dolores de cabeza y el mal rollo perpetuo que rodea a GW y sus productos.

    ResponderEliminar
  6. Más razón que un santo. No creo que sea una crítica gratuita y feroz, más bien al contrario, has expuesto clara y razonadamente como están las cosas y como les van a ir de seguir así.

    Un saludo :)

    ResponderEliminar
  7. si es que cada vez veo más gente pasándose a sphere wars o infinity, y por algo será, sobre todo porque es fácil empezar y por poco dinero te montas una banda decente y pasas la tarde entretenida. No es lo mismo pero todo está relacionado, antes esa misma gente se pasaba las tardes echando partidas a warhammer y wh40k.

    ResponderEliminar
  8. Yo tengo la creencia de que lo de la workshop es como una burbuja economica, suben, suben, suben... y un dia petarán. Llegará otra marca que les quitara el ranking en los juegos y entonces se preguntaran que es lo que ha pasado. No todo dura eternamente.

    ResponderEliminar
  9. Desde hace poco he tomado una determinación similar con mis ejercitos, por eso he decidido que voy a quitarme de encima a mis lobos espaciales que es el ejercito que tengo mas en el aire. Por lo cual solo me quedo con mi ejercito Imperial de toda la vida (con la cual voy poco a poco coleccionando piezas) y el de Skavens con el que tengo un proyecto a muy largo plazo.

    No puedo mantener el ritmo de novedades de GW y sincermente tampoco quiero, quiero ir poco a poco y buen ritmo con lo que tengo y eso pienso hacer.

    ResponderEliminar
  10. De Warhammer 40k estoy a la espera del neuvo reglamento, porque mis tres ejércitos principales (Guardia imperial, Ángeles Sangrientos y Lobos espaciales) son enormes y no se todavía por donde van los tiros.

    Los Eldar son los que peor lo tienen, ya que no juego con ellos y aunque las miniaturas me encantan, seguro que si sacan edición nueva no podré ni jugar dignamente con lo que tengo, y lo mismo pasa con el caos y los orkos, ya que el caos cada libro es distinto y toca remodelar el ejército por completo y prácticamente partir desde cero para poder seguir jugando.

    Realmente lo de la Workshop es una burbuja "de miniaturas", pero una burbuja al fin y al cabo, porque como todo artículo de lujo está sujeto a las reglas de la economía, por lo que si el precio cada vez sube hay menos demanda, por lo que los precios se convierten en ineficientes. Esto es economía básica, y como siempre el precio de las mismas de segunda mano siempre es muy bajo en comparación con los artículos nuevos.

    Y claro, nadie creoe que pueda seguir el ritmo de novedades de la Workshop, si es que hoy por hoy y al precio que están y conociendo los problemas económicos generalizados de la gente por mi trabajo (paro, falta de liquidez, despidos,deudas, etc) lo primero que se quita uno son los hobbies.

    ResponderEliminar
  11. Muy bien señalados los dos principales peligros a los que GW se enfrenta y que pueden acabar por liquidarla si no dan un giro radical a su estrategia: Excesiva barrera de entrada para nuevos jugadores, y salida en exceso de antiguos jugadores que no pueden seguir el ritmo.

    Añadiría un tercer factor que acelera esos dos problemas que están dinamitando el futuro de la GW: la ausencia de apoyo oficial al juego organizado y competitivo. No quieren tenerlo, y sería indispensable para aunque no solucionar los dos problemas que señalas, por lo menos frenarlos un poco.

    ResponderEliminar
  12. bajo mi punto de vista, la Workshop no se mete en las "competiciones" por una cosa muy sencila: hace falta un reglamento sólido y unas reglas de enfrentamiento sencillas que permitan jugar con ejércitos más o menos equilibrados.

    Hoy por hoy tal y como yo lo veo el equilibrio entre ejércitos es relativo. No es que un ejército sea mejor o peor, simplemente que unos funcionan muy bien a nivel de, por ejemplo, 1500 puntos porque tienes una selección de coste/tropa especializada óptima, y otros cuando realmente despegan y empiezan a ser buenos es a partir de 2.000, sencillamente porque al aumentar en puntos se diluye la gran ventaja del anterior respecto a tropas y masa. Esto obligaría a definir unas reglas que permitan o limiten los ejércitos en ciertos aspectos, como ya pasa en Magic, que si que tienen sus reglas de torneo claramente definidas, sus categorías y sus cartas prohibidas, o limitadas. Hablo de Magic porque llevan más de 15 años organizando torneos y saben de que va el rollo para mantener a los freaks y fans de Magic en el circuito.

    Worshop prefiere seguir pensando que warhammer es un hobby de miniaturas que las pintas y juegas con los amigos en tu desván, porque les interesa no meterse en camisas de once varas, cuando todas las reglas de torneos oficiales que han hecho han sido con perdón "una puta mierda pinchada en un palo". La realidad es que se mueve más las miniaturas por los torneos que por otra cosa, porque hoy por hoy mi impresión es que han pegado un buen bajón de nivel de diseño de miniaturas y para comprar por gusto hay otras marcas con mejores miniaturas.

    ResponderEliminar
  13. Y sin perdón... una puta mierda pinchá en un palo, mejor descripción no podías darle.

    ResponderEliminar