lunes, 21 de febrero de 2011

El regreso a la mesa de trabajo de los Lobos Espaciales.

Aprovechando el parón autoimpuesto en el ejército de Hombres Bestia hasta jugar un par de partidas o tres más con las cabras y poder concretar la ampliación a 2000 puntos, he sacado a los Lobos Espaciales de la caja y vuelto la vista a esas miniaturas que me quedaban por pintar, hace un par de años.

Lobos espaciales es el primer ejército de Warhammer 40K que empecé a coleccionar, y es sin lugar a dudas el que más me gusta, tanto por trasfondo, como miniaturas. Le tengo mucho cariño a las miniaturas estas, y me quedan por pintar algunas miniaturas de garras sangrientas que desmonté y despinté por cuarta o quinta vez ya,

Asimismo tengo tres wulfen de 4a ed por pintar, un tecnomarine,  asi como algunos guardias del lobo en servoarmadura, y quizás algún colmillo largo que tengo a medio montar, y un Lukas el tramposo al que creo que le he perdido la capa.

He decidido no agobiarme y acabar por lo menos la unidad de garras sangrientas, que después de la última remodelación del ejército me quedó pendiente.

No creo que les haga muchas florituras, me conformo con tenerlos pintaditos y ya. No tengo pensado ampliar lobos hasta que saquen caballería de lobo de trueno, de modo que así iremos eliminando stock de miniaturas por acabar.

2 comentarios:

  1. sí, de aquella caja de la decimotercera compañía de la que jamás se supo....

    ResponderEliminar